ACU - Asociación para la conservación del Urogallo

Seleccione un idioma:
Buscar en la web

Está usted en: Inicio > Los últimos 25 cantaderos de urogallo que quedan en León dan cobijo a 70 ejemplares

Viernes, 28 de Febrero de 2020 | 15:18 horas

Noticias

Últimas noticias

Evitar que los urogallos cantábricos crucen las puertas de la extinción
Publicada el 19/02/2017

El Mundo 12/02/2017 ALFREDO MERINO    El urogallo es una galliforme silvestre, emparentada con faisanes, pavos, perdices, gallos y otras aves terrestres. Aunque no de manera definitiva, los...
› Leer noticia completa
UNA FÁBULA DE ROCK & ROLL y juego TRAS EL UROGALLO CANTÁBRICO
Publicada el 06/11/2016

Freddy Saldaña comparte dos creaciones suyas sobre el urogallo cantábrico. Se trata de una fábula de rock & roll titulada ¡Si otro gallo nos cantara!, y también un juego titulado "Tras el...
› Leer noticia completa

Colabora

Logo de la ACU

Colabora con nosotros para poder conservar el urogallo

Si tienes alguna duda, consulta o simplemente deseas ponerte en contacto con nosotros puedes utilizar el siguiente formulario.
› Rellenar el formulario

Imagen de la noticia Los últimos 25 cantaderos de urogallo que quedan en León dan cobijo a 70 ejemplares

Los últimos 25 cantaderos de urogallo que quedan en León dan cobijo a 70 ejemplares



La Junta admite que la especie peligra en la zona oriental, que es estable en la occidental y desmiente su extinción en la provincia


Diario de León.es María Carnero | león 13/12/2015


A pesar de que hace semanas los ecologistas publicaron un duro informe en el que apuntaban que el urogallo corría serio peligro de extinción en la Cordillera Cantábrica y que la especie se daba prácticamente por desaparecida concretamente en la zona de León, la Junta de Castilla y León admite que aunque la situación es preocupante en Picos de Europa y En Los Ancares, la zona más oriental, se mantiene la esperanza en la vertiente occidental, concretamente en Omaña y Alto Sil.

En estas dos comarcas se mantienen activos el 60 por ciento de los cantaderos localizados.

Los cantaderos son enclaves ubicados normalmente entre hayedos donde hay uno o varios machos que intentan atraer a las hembras desplegando su colorida cola formando un ángulo de 180 grados y cantando frenéticamente.

En el caso de Omaña, donde se registran diez de estos lugares, siete de ellos se mantienen en activo.

Por lo que se refiere al Alto Sil, donde hay 15 cantaderos, ocho de ellos están ocupados en estos momentos. Todos estos puntos de encuentro para la reproducción de la especie dan cobijo a un total de 70 ejemplares, según datos ofrecidos por la Dirección General de Medio Natural.

Por lo que se refiere a Picos de Europa y Fuentes Carrionas, la especie se dada prácticamente por desaparecida, pero el año pasado se detectó una hembra, recogida precisamente por un vecino de la zona, que se liberó radiomarcada. Tres meses después murió al quedarse atascado un huevo en su oviducto, algo muy común en las hembras primerizas de esta especie. Este hallazgo avivó la esperanza en esta zona, una de las más pobladas por urogallos en los años noventa, de que quedan aún machos y hembras, aunque en un número muy reducido. Por ello el año pasado, dentro del programa Life Plus de acciones urgentes para la conservación del urogallo cantábrico, se liberaron tres ejemplares de hembras en la parte castellano y leonesa del Parque Nacional de Picos de Europa. Después de un seguimiento diario por parte de los agentes medioambientales de la zona, los ejemplares fueron muriendo tres meses después, uno por causas naturales, otro por depredación y el último como consecuencia del temporal de nieve de primeros de año. El período de supervivencia se enmarca en el de otros proyectos de reintroducción. Al no producir el centro de Sobrescovio (Asturias) este año ejemplares en número suficiente, no se han podido liberar nuevos ejempalres en esta zona. Por lo que se refiere a Fuentes Carrionas, la Junta reconoce que no hay actualmente ejemplares, ni tampoco se han detectado en Ancares. «La evolución de la población castellano y leonesa mantiene la misma tendencia del conjunto de las poblaciones de la montaña cantábrica», afirman desde la Dirección de Medio Natural del Gobierno autonómico. Por lo tanto se considera que la especie se ha fracturado, en dos núcleos, el oriental y occidental, con una fuerte regresión en el primero, y una tendencia a la baja en algunas de las zonas y estable en otras del núcleo occidental.

La última actuación llevada a cabo por el programa Life+ Urogallo Cantábrico ha sido la de colocar emisores a un macho y una hembra en Asturias, el pasado mes de septiembre, y a una hembra y dos machos en el Alto Sil leonés en octubre.

Además, el centro de cría y reserva genética del urogallo cantábrico ubicado en la localidad asturiana de Sobrescobio sacó adelante este otoño a cinco nuevos ejemplares nacidos en cautividad en las propias instalaciones que van a permitir reforzar la población.

Volver arriba